Cuzco Detectives - Detectives privados en Madrid

Preguntas y Respuestas

Sí, se puede investigar. Siempre es conveniente contar con operativos locales porque la cultura, el idioma, el conocimiento del terreno y muchas otras facetas del día a día son propicias para desarrollarlas con agentes locales.

Por ello, impulsamos nuestras relaciones con este tipo de personal, pero desplazamos a un jefe de operaciones al país con el propósito de coordinar todo el equipo operativo, resolver las diferencias horarias como enlace con el cliente, tomar decisiones finales y dejar bien cerrados todos los temas de la investigación antes de abandonar el país.

El binomio eficacia-seguridad es primordial para la consecución de los objetivos de la investigación.

Siempre investigaciones privadas en la que la parte contratante nos muestra un interés legítimo por conocer determinadas circunstancias, bien de su familia, de empresas, mercantiles, legales, inversiones, etc.

Se han realizado investigaciones en el ámbito familiar, empresarial y mercantil (búsqueda de empresas ficticias, inversores, canales de exportación, credibilidad del personal contratado, herencia, patrimonio, etc), Due Diligence sobre empresas externas con las que se quiere realizar algún tipo de acuerdo comercial y donde se van buscando fraudes, morosidades, etc.

Pero también se han abordado asuntos como la recuperación de capitales, la preparación de reuniones VIP ejecutivas con las que poder tener de antemano determinada información que ayude a la negociación final, estudios de mercado para una expansión internacional de una compañía, etc.

El tiempo entre que se empieza y se termina la investigación depende del país. No es lo mismo investigar en Paris, Tokio, Denver, Caracas o Bata.

Tampoco es lo mismo investigar un tema familiar de custodia que una investigación de una empresa o de ejecutivos a contratar.

Por lo tanto, hay que considerar que la investigación empieza siempre con una asignación del operativo local e internacional, la creación del equipo de trabajo. A continuación se planifican los requerimientos y objetivos, la forma de obtenerlos y cómo se va a desarrollar la investigación.

Se preparan seguros de viajes, comunicaciones, requerimientos propios del viaje al país y, en paralelo al estudio, se realiza un análisis con los datos que el cliente nos proporciona.

Posteriormente, con todo esto preparado, se inicia la investigación localmente.

Todo el proceso, según la investigación, puede acotarse entre los 15 días o los 30 días, en algunos casos muy complejos se han necesitado 60 días.

Pero todo ello depende del caso, el país, los objetivos, etc.

Por supuesto. La labor de investigación internacional es clave y fundamental para saber si un posible partner es lo que dice ser, si tiene la cuota de mercado que dice tener, si es de fiar, si es creíble, si está gestionando de forma correcta, si sus ejecutivos son de confianza, si existe o es una empresa fantasma, si tiene las cuentas financieras realmente como dice. Es decir, trabajamos en los aspectos de ayuda al inversor para que su expansión internacional tenga una estrategia e información correctas, seguras, que no hagan peligrar la inversión, la seguridad de sus empleados ni la seguridad estratégica de posicionamiento empresarial.

Ayudamos a minimizar los riesgos internacionales de la expansión de la empresa.

Las bandas organizadas son complejas y entran dentro del ámbito de la seguridad pública. Sin embargo, a veces, se introducen en el ámbito privado, siendo entonces una investigación privada que sí que abordamos.

Evidentemente todo se inicia con una situación familiar sufrida o con una situación de fraude empresarial. Las propias investigaciones nos van llevando hacia bandas organizadas que, bien por gente local, o bien por internet, están cometiendo los fraudes a estas personas y empresas.

Las bandas organizadas nos llevan a los países donde la colaboración con las Policías locales permite el cierre satisfactorio de la investigación.

Todo arranca en alguna situación privada y termina en una colaboración tanto con la Policía del país de destino como con la Policía y Guardia Civil en España.

Sí. Las empresas contratan nuestros servicios para poder llegar a acuerdos comerciales con otras compañías para la expansión en su estrategia comercial, para la exportación o importación de productos y para conocer con absoluta confianza si detrás de la estructura y marca empresarial existen o no riesgos de morosidad, ilegalidad, empresas fantasma, fraudes económicos, etc.

Una situación fundamental en la investigación es el análisis económico y financiero con el objetivo de llegar a acuerdos comerciales de representación en el país destino.

Lo más habitual es hacer un análisis de inteligencia del país antes de abordar cualquier otro estudio. La razón es que con un conocimiento del país, su legislación, sus centros de poder y sus lobbies de negocio, se puede preparar de mejor manera y con una estrategia adecuada el resto de acciones comerciales, legales y operativas.

El conocimiento del país, en mayor o menor profundidad, permite comunicarse con los abogados, traductores y centros de negocios, establecer estrategias de distribución y representación o, llegado el caso, contactar con los servicios de seguridad del país para establecer las operaciones que correspondan en uno u otro ámbito de la investigación.

El conocimiento social, cultural, geográfico y político del país es fundamental en cualquier investigación, sea de la índole que sea.

En cuanto a Due Diligence hay que establecer el concepto y definición del anglicismo. Due Diligence se emplea de forma general para hacer una investigación, y llegado el caso, una auditoría, sobre un país, un departamento o un sistema de información. Puede ser una Due Diligence financiera, técnica, procedimental o simplemente evaluativa en caso de adquisiciones corporativas.

Dicho esto, sí hacemos las Due Diligence, pero hay que centrar bien el objetivo de la misma, el grado de información y profundidad requerido, si se aplica a sistemas de información o a análisis económico-financiero, legal o de cumplimiento de normativas.

La Due Diligence es, en realidad, una Auditoría. Y la aplicamos a cualquier ámbito empresarial donde se requiera porque de esta manera se permite disponer de información real, creíble, fiable, basada en procedimientos y metodología, con posibilidad de impacto económico-financiero que es medible y que permite, en base a esa información obtenida y analizada, tomar decisiones estratégicas empresariales para adquisiciones, acuerdos comerciales, representación, exportación/importación, etc.

Una Due Diligence, o auditoría, tiene como fin fundamental la toma de decisiones empresariales estratégicas y tácticas, siendo capaz de analizar el riesgo asumible. La información obtenida y analizada, según nuestra experiencia y metodología, ayuda a los directivos, en esa toma de decisiones, a minimizar el riesgo y a conocer con más profundidad la empresa o persona investigada, a saber quiénes están detrás y los niveles de solvencia y riesgos admisibles.

Hay situaciones en las que es imprescindible realizar la Due Diligence con presencia en el país porque no todo está informatizado o porque las estructuras administrativas pueden no ser exactamente igual en un país que en otro.

Por ello, la Due Diligence, debería contemplar la investigación de forma local y no sólo desde España.

No todas las investigaciones pueden realizarse sin presencia local y aquí, el disponer de agentes locales y cualificados en determinados tipos de investigación, facilita mucho la obtención y el análisis para la generación del informe del cliente.